Se vale pensar en ‘¿En serio?’ :

La Opción Nuclear

Sabemos que nuestras leyes son casi perfectas y que nuestros males resultan únicamente de la perversión de los hombres, sin embargo, ha llegado la hora de modificar con valentía la forma en que elegimos a los integrantes del poder legislativo. Veamos primero algunas bondades de nuestro sistema. Pido paciencia pues es complicado.